Creatividad: arriesgarse como un bebé

Estaba hace un momento jugando con mi hija de año y medio a los “Mega Bloks” (bloques de construcción grandes para niños pequeños) y me ha pasado algo significativo (algo verdaderamente notable, como diría Rajoy). Ella estaba poniendo unas piezas sobre otras sin pensárselo demasiado y yo trataba de decirle que lo hiciera con cierta coherencia, llenando huecos para que no se derrumbara. De hecho, hacía que pusiera algunas piezas donde yo quería moviéndole estratégicamente la mano. Y de repente he pensado “¿qué coño estoy haciendo?” y le he dejado poner las piezas donde le diera la gana a ver qué salía, que para eso es un bebé y puede hacer lo que quiera mientras no haya nada afilado o ardiente de por medio. Eso sí, le he enseñado a fijar bien las piezas para que no se soltaran con facilidad. Y ella ha empezado a construir hacia arriba, sin intentar llenar huecos para que la construcción no se cayera. Yo sujetaba el conjunto como podía y ella ha seguido hasta que no han quedado más piezas. Y el resultado ha sido mucho más bonito, interesante y original que las construcciones que yo suelo hacer, que tienden a ser compactas, sin huecos. Sólidas, pero aburridas.

Mi hija es un bebé. No tiene memoria ni antecedentes. Ella pone pieza sobre pieza y cuando la construcción se cae, protesta y a veces llora. Pero no tiene miedo de que caiga. Yo relleno los huecos, me pone nervioso que haya huecos. Sé que lo que construyo no va a caer, pero el resultado nunca es emocionante. Creo que para hacer cosas originales y conseguir la atención de la gente, ya sea en publicidad o en otros campos, tenemos que construir hacia arriba, sin preocuparnos de que queden huecos y arriesgándonos a que todo se desmorone. Si cae, ya lloraremos. Pero si aguanta será, seguro, muy emocionante.

Mi hija arriesga con su creatividad

Un segundo después de la foto la construcción se desmoronó 🙂

Anuncios

3 pensamientos en “Creatividad: arriesgarse como un bebé

  1. Exacto: creo que la apertura y la colaboración con profesionales de nuevas disciplinas nos ayudarán. Proyectos como Workether, del que has hablado hoy en tu blog, fomentan la colaboración en pro de la creatividad y en contra de los grandes egos (intentar controlar lo que hacen y piensan los demás para favorecer tu visión reducida, como hacía yo con mi hija ayer). ¡Gracias Odilo!

  2. El rollo es ese: intentar olvidarnos de cualquier preestablecido y probar cosas nuevas. Lo jodido es que a estas alturas de la vida tenemos todos los patrones del mundo metidos en nuestra cabeza y es complicado salir de ahí. Lo bueno: que la publicidad en este momento transcurre hacia caminos inexplorados, donde apenas se ha hecho nada. Ahí es donde quizá podamos ser creativos de verdad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s